Movimiento Bolivariano Suroccidente Colombiano

LA PAZ NO ES UNA OPCIÓN CUESTIONABLE, ES UNA NECESIDAD CIENTÍFICA.

Por: Samuel Parra Bravo. Partido Comunista Clandestino Colombiano. Región Suroccidente. Octubre 2016

Una de las principales causas que alimentan la perpetuidad de la baja calidad de vida, es la ausencia de métodos científicos para abordar los problemas. En los gobiernos colombianos se puede ver toda una historia de decisiones totalmente fuera de base científica y que, por lo tanto, han repercutido en un estado generalizado de déficit financiero, corrupción política y detrimento social.

Las FARC-EP, como organización revolucionaria, estamos totalmente ligados al análisis científico y por lo tanto nuestros lineamientos siempre están sustentados sobre el sólido y constante análisis  de la sociedad colombiana, del gobierno, de su devenir financiero y sobre todo, en sus necesidades explicitas e implícitas que, permitan garantizar el desarrollo y el bienestar de todos. Producto de ello, nuestro objetivo en el actual contexto, es la Nueva Colombia en paz.

Es importante resaltar también que la proporcionalidad entre paz y ciencia debe ser tratada como un vehículo bilateral de crecimiento directo, así como la paz es producto de una necesidad histórica y científica, la paz necesita ser alimentada de ciencia. Principalmente porque el obstáculo mas grande que se atraviesa en la edificación de la paz es que la pobreza en Colombia, no se ha tratado desde una visión científica y tecnológica, y sí desde una perspectiva utilitarista y mercantilista de la oligarquía y seudo-burguesía colombiana.

Como lo discute el periodista científico Crispin Maslog en su ensayo titulado “Puede la ciencia resolver la pobreza?” [1], la ciencia no ha resuelto el problema de la pobreza, no porque no se pueda sino porque no lo ha tratado como se debe. Y esto en nuestro país es tan palpable y evidente como el aprecio y beneplácito del uribismo por la perpetuación de la guerra. Lo cual queda más de reafirmado en los resultados del 2 de octubre pasado.

Dentro de las grandes brechas impuestas a la ciencia y la paz, aparecen destacándose eventos que han quedado marcados en la historia de nuestro país como Agro Ingreso Seguro (AIS) [2]. Este hecho, tal vez una de las peores derrotas que ha sufrido Colombia en términos del avance técnico y científico de la agricultura,  fue liderado por la ultraderecha paramilitar que se empotró en el poder político colombiano gracias al patrocinio de Álvaro Uribe Vélez. Favoreciendo el clientelismo y la corrupción, fue arrojada por la borda una gran esperanza de tecnificación que favoreciera a los obreros del campo colombiano.

Por otra parte, las FARC-EP dentro de su vislumbrar político y como quedó establecido para la historia en el “Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera” [3], trabajamos concienzudamente para que la ciencia y la tecnología sean las apropiadas con las necesidades de la población. Bajo las actuales condiciones, para las FARC-EP la paz se configura como el objetivo mas determinante de nuestra sociedad, es una necesidad irrefutable para el proceso revolucionario, el desarrollo social y una paz estable y duradera.

[1] http://www.asianscientist.com/2014/12/features/science-solve-poverty/
[2]http://www.semana.com/politica/articulo/agro-ingreso-seguro-caja-para-ricos-reinas/108090-3
[3] http://www.pazfarc-ep.org/images/acuerdo-final-dialogos-de-la-habana.pdf