Movimiento Bolivariano Suroccidente Colombiano

TRASLADO DE PRISIONERO POLÍTICO COMO MECANISMO DE RETALIACIÓN

Por: Dirección de mandos, Columna Domingo Biohó. 11 julio 2016

El día viernes 8 de julio de 2016, fue trasladado el preso político de las FARC-EP Javier Quintero Echeverry, identificado con c.c. N° 9725163, TD 83968, NUI 872722; recluido en el patio 4 de la penitenciaría La Picota, con lo cual se cumplen las amenazas de personal de la Guardia, con que en días anteriores buscaban disuadir a este recluso para que desistiera de una denuncia contra miembros del INPEC envueltos en actos de corrupción.

Desde hace varios meses atrás el Colectivo de Prisioneros Políticos de las FARC-EP -Columna Domingo Biohó, aglutinados en el patio 4° de La Picota, emprendió una lucha frontal contra las practicas de corrupción de miembros del personal de custodia y vigilancia del INPEC, por cuanto hacen más gravosa la crítica situación que padecen los reclusos en las cárceles de Colombia.

Por ello han realizado múltiples comunicados de denuncia en este sentido y han venido recogiendo material probatorio para soportar las denuncias penales del caso. Es en este contexto que el Compañero Javier Quintero decidió aportar algunas pruebas documentales y testimoniales que soportan las prácticas de extorsión de algunos miembros del INPEC que le cobran a los internos altas sumas de dinero para acceder a sus derechos jurídicos, beneficios administrativos y descuentos, entre otros; derechos adquiridos por el solo hecho de estar privados de la libertad y amparados por ley.

Enterados de este riesgo desde hace una semana, emprendieron sus hostigamientos y amenazas, pero al ver que la decisión del Compañero era inamovible, tomaron la medida retaleatoria del traslado para impedir que se adelante la denuncia.

Por ello denunciamos esta práctica de venganza y castigo con que las mafias de corrupción de miembros del INPEC, buscan perpetuar sus prácticas que multiplican los padecimientos de los presos y las reclusas del país.

De acuerdo a lo anterior, queremos exigir al INPEC, autoridades veedoras y defensoras de DD-HH, para que se devuelva al compañero y con ello garantizar el seguimiento a las denuncias, así como su integridad física y psicológica.

Igualmente hacemos un llamado a la solidaridad de las ONGs y a la MAPP-OEA, para que hagan un constante acompañamiento al compañero y hacerle las visitas a que haya lugar en su nuevo lugar de reclusión; mientras se logra su retorno al pabellón 4 de concentración de prisioneros políticos.

Ponemos en conocimiento que nuestro compañero salió bien  físicamente, para que no valla a resultar herido o golpeado por retaliación de algunos personajes de la guardia, o que en su defecto, le paguen a otros reos para que hagan dicha labor.

Cordialmente.

Dirección de mandos

Columna Domingo Biohó

Patio 4, La Picota - Bogotá