Movimiento Bolivariano Suroccidente Colombiano

A LAS COMUNIDADES DE PUERTO LÓPEZ Y PUERTO CLAVER EN EL BAGRE

Por: FARC-EP. Octubre 25, 2015

Sectores del Ejército y la Policía acantonados en el municipio del Bagre continúan su macabra alianza con grupos paramilitares.

El país entero es testigo de los esfuerzos que viene realizando las FARC – EP para alcanzar la paz y lograr la reconciliación de la familia colombiana. Un proceso tan complejo como éste desata dinámicas no exentas de generar dificultades muy puntuales y desencuentros en algunas regiones, originadas en la enorme complejidad del conflicto colombiano.

 

A pesar de nuestra manifiesta disposición por buscar una solución política, el Estado colombiano no solo viene incrementado su estrategia neoliberal con nefastas consecuencias sociales sobre la mayoría de la población de estas regiones sino que algunos sectores del Ejército y la Policía acantonados en el municipio del Bagre continúan su macabra alianza con grupos paramilitares y bandas criminales, fortaleciendo su maquinaria de guerra, sembrando el terror, asesinando jóvenes, mineros y humildes campesinos, promoviendo micro-tráfico de droga, chantajeando al comercio y extorsionando la comunidad en general.

 

Recordemos que el paramilitarismo es una vieja estrategia que ha utilizado el Estado con el objetivo fundamental de aislar a la insurgencia de las masas, ahogar la protesta social y garantizar que las riquezas y territorios expropiados pasen a manos y beneficio de grandes terratenientes, ganaderos y empresas multinacionales. Por eso los hemos combatido y enfrentado con nuestras armas por más de 20 años. Por supuesto que en esa larga confrontación han quedado profundas huellas, secuelas y sentimientos de dolor entre los campesinos y habitantes de estas zonas, todo lo cual es necesario empezar a solucionar.

 

Ya es hora de que las comunidades organizadamente se levanten, denuncien y exijan el retiro de sus territorios de quienes tanto daño y terror les han causado; solo así, será posible sembrar las semillas de paz y justicia que nos merecemos.

 

Hacemos un llamado a las organizaciones sociales, a la Cruz Roja, a las Iglesias y organizaciones defensoras de Derechos Humanos para que acompañen a las Comunidades en esos justos propósitos. La paz del país debe construirse fundamentalmente desde estos espacios locales.

 

Movilizarnos ya en torno a la terminación definitiva del conflicto y el exterminio de las causas que lo originaron. La guerra o la paz son asuntos que nos conciernen a todos los colombianos y estamos obligados a pronunciarnos.

 

De nuestra parte, seguimos comprometidos en la búsqueda de esta anhelada y esquiva paz. Explicaremos cuantas veces sea necesario y en los escenarios para ello dispuestos, acerca de las causas y motivos que nos llevaron a alzarnos en armas, agotaremos los espacios que sean necesarios para reivindicar nuestro derecho a hacer política y participar en el futuro y destino de esta región que, por encima de todo, queremos y nos duele.

Compañía Gerardo Guevara, Bloque Magdalena Medio.

FARC- EP

Montañas del Sur de Bolívar,

Octubre 24 de 2015